La amistad de Lewis y Tolkien

De la amistad de estos dos se puede decir algunas cosas, de repente te puedes encontrar que estaban peleados porque no compartían cierto punto de vista. Pero yo quiero contar acerca de lo creo mas probable según he leído, es decir, se encuentran escritos que hablen mas bien que mal, sin mas preambulo: El 11 de mayo de 1926 se conocen en Oxford, se reunían los jueves por la noche en la habitación de Lewis, ellos junto a otros amigos mas, en lo que llamaban “The Inklings” discutían sobre literatura y poesía de aquí nace la amistad entre ambos, se dice que es en este tiempo donde Lewis escribe varios de sus libros, las cartas de Escrutopo lo dedicó a Tolkien y este a su vez le dedicó una poesía Mytopheia, ambos empezaron a escribir sus obras mas populares El señor de los anillos y Las crónicas de Narnia, en este punto quiero dar mi opinión debido a que se ha creado ciertos comentarios que si Lewis copió a Tolkien, o que si Tolkien se molestó porque saco las crónicas primero que él, para empezar yo creo que nadie copió a nadie, debido a que los dos por su historia ya les gustaba las obras de mitológia, es decir, el género no lo creó ninguno del los 2, pero también se puede apreciar sus posiciones a través de sus obras, y querer compararlas con la finalidad de ver cual es la mejor, no me va mucho. Primero porque los 2 tenían distintos puntos de vistas y sus obras dirigidas a diferentes públicos, Las crónicas de Narnia son para un publico infantil, la obra de Tolkien no tenia una clase de publico definido, pero se ve que es mas para un publico adulto por su grado de complejidad.

Lewis en su obra tiene mucho simbolismo cristiano cosa que me parece genial, Tolkien en cambio no, auque metiéndole la lupa se puede apreciar ciertos simbolos, de esta características se dice que tenían posiciones encontradas pues Tolkien decía que no debía existir esa alegoría mientras que Lewis si le pareció, en mi opinión apoyo a Lewis. 😉

Otro punto que quería mencionar es que Tolkien fue pieza importante en la conversión de Lewis, pero dicen algunas fuentes que éste se molestó ya que Lewis se fue a la iglesia anglicana y  tolkien queria que fuera católico romano como él, sin embargo creo que eso no fue nada grave para la amistad de ellos ya que la esposa de Tolkien era anglicana también, hablando de la esposa de Tolkien parece ser que tenía unos pocos celos de C.S. Lewis, ya que éste parecía poder alegrar una parte de John que sólo podía ser alegrada por personas de su misma ‘especie’, y como C.S. Lewis era muy tímido con Edith, ella no lograba comprender qué veía John en él”.

Esa es más o menos la historia que quería contar, ya visto el contexto nos vamos con los textos. Espero les haya gustado

J.R.R.Tolkien (vida) II

El siguiente texto es extraído de http://www.sociedadtolkienchilena.cl/bbreve.html

Durante la Primera Guerra Mundial, Tolkien estuvo en el Somme y perdió a sus mejores amigos. Al terminar la contienda, se hizo cargo de una cátedra de filología inglesa en la Universidad de Leeds. Posteriormente, se dedicó a la investigación y la docencia en Oxford, donde pasó por todos los grados académicos y obtuvo su doctorado, honoris Causa, poco antes de jubilarse. Ya en 1917 comenzó a escribir lo que sería El Silmarillion, un gran mito sobre los orígenes del mundo y la lucha entre el Bien y el Mal, concebido con el modelo de los grandes poemas épicos nórdicos (Los Eddas) y finlandés (El Kalevala); por entonces, su intención era darle a Inglaterra un pasado mitológico e inmortalizar el paisaje inglés. En 1926 conoció a Clive Staples (C.S.) Lewis, también medievalista y escritor, con quien le uniría una amistad de toda la vida, reflejada en las obras de ambos

En febrero de 1950, J.R.R. Tolkien comunicaba a sus editores que por fin había dado término, después de trece años de trabajo, a El Señor de los Anillos. Junto con esta obra, les enviaba otro manuscrito, El Silmarillion; entre ambas, totalizaban más de un millón de palabras, que de ningún modo estaba dispuesto a reducir o condensar. En lugar de intentar persuadir a los editores, Tolkien parecía estar dispuesto a asustarlos, pues les decía: “Mi obra se me ha ido de las manos. He producido un monstruo; una novela inmensamente larga, compleja, amarga y terrorífica; bastante inadecuada para los niños, si es que resulta apta para alguien”.

El Hobbit, había llegado a publicarse gracias a la opinión que mereciera al hijo del editor, Rayner Unwin, un niño de diez años en 1936. Ahora Rayner Unwin, ya adulto, presidía la empresa, y seguía admirando a Tolkien. ¿Se atrevería a arriesgar su negocio publicando una obra cara, monumental e inclasificable, respecto de la cual nadie sabía cómo reaccionaría el público?

Por suerte para nosotros, se atrevió, y no tuvo que arrepentirse, porque el libro llegó a las quince ediciones sólo en Inglaterra. Traducido a dieciséis idiomas, desde el sueco y el japonés hasta el polaco y el hebreo, se calcula que hasta ahora lo han leído unos cinco millones de personas. En cuanto a la otra obra, más trascendental quizá (El Silmarillion) que había sido escrita antes que todas las demás, tuvo que seguir esperando, y sólo vio la luz como obra póstuma en 1977.

Al igual que Platón, John Ronald Reuel Tolkien (1892-1973) alcanzó la envidiable edad de 81 años, de los cuales la mayor parte transcurrió entre los apacibles muros de la Universidad de Oxford, donde enseñaba filología inglesa medieval, sin otras alternativas que las que suelen jalonar la vida de un académico. A partir de 1965, el panorama cambió radicalmente, cuando los estudiantes norteamericanos descubrieron la obra. Hubo una batalla legal a raíz de una edición pirata hecha en EE.UU. por Ace Books, que terminó con la victoria de Tolkien, apoyado por una verdadera liga de lectores, y la aparición de una nueva edición en rústica (Houghton Mifflin, 1965).

Fue el comienzo de su apoteosis; Tolkien ingresó en la cultura del campus de los años ’60, y su nombre se hizo mundialmente famoso. Como Bilbo Bolsón, recién entonces, retirado de la docencia, pudo disfrutar de un bienestar económico, que nunca había tenido. Se convirtió en un mito, y en el centro de una polémica que dividía a los críticos; su obra no admitía términos medios: había quienes la adoraban y quienes la execraban.

Un año antes de morir, en 1972, Oxford le confiere el Doctorado en Letras Honorario, con la aclaración de que premia sus trabajos filológicos y no sus novelas.

J.R.R.Tolkien (vida) I

J.R.R.Tolkien (vida)

De la vida de John Ronald Reuel Tolkien se puede conseguir escritos extensos en Internet, así que lo que haré será contarles de una manera no muy detallada lo que he leído, comenzaré con decirles que nació en el año 1892 en Sudáfrica (las fechas siempre son importantes), aunque su familia era inglesa, los Tolkien eran provenientes de Alemania, tiempo después regresan a Inglaterra debido a la muerte de su padre, su madre se queda a cargo de él y de su hermano. Mabel, su madre, sufre de diabetes, en aquella época no había los tratamiento necesarios y muere, pero antes de morir ella hizo una cosa importante aparte de mantener a sus pequeños hijos. Ella de igual forma que su familia, era Anglicana, pero luego se convirtió al catolicismo junto con su hermana, la tía que cuidaría de sus hijos al morir ella, esto produjo que su familia la rechazara y no la fuera ayudado, es por ello que pasan mucha necesidad. Al hacerse católica, la mamá de Tolkien conoce al padre Francis que ayuda a la tía de Tolkien en su cuidado cuando muere Mabel.

Al poco tiempo se los lleva con él a una casa en donde ya el adolescente Tolkien se enamora de Edith Bratt, ya que Tolkien era muy joven, el padre Francis le prohibió esta relación hasta que fuera mayor porque afectaba su rendimiento en los estudios. Una cosa importante que me faltó apuntar, es que ya en su niñez tenía un gusto especial por las lenguas, de hecho habría creado un lenguaje muy básico, también era muy bueno en latín.

El joven Tolkien en su segundo intento por entrar a la universidad de Oxford consigue una beca, en este tiempo comienza a crear el lenguaje que después se conocería como “Quenya”. Se casa con Edith, luego de que ésta, dejará a su prometido porqué pensó que Tolkien no la buscaría mas, pero si la busco y se casaron finalmente.

continua..

fuente: http://www.sociedadtolkienchilena.cl

Introducción sobre Lewis y Tolkien

C.S. Lewis y J.J.R. Tolkien son los autores de los famosos libros “Las crónicas de Narnia “(Lewis) y “El señor de los anillos” (Tolkien), mi sorpresa fue muy grata al enterarme que estos tenían 3 cosas en común, la primera es que eran amigos, la segunda que eran escritores famosos por sus libros de fantasia y la tercera que eran cristianos, así que decidí indagar mas acerca de estos dos hombres, y nuevamente quedé muy sorprendido de lo que encontré, en este post lo que quiero es hacer una introducción del tema que se resume en las biografías y sus obras.

Vamos a estar escribiendo en primer lugar de la biografía de Lewis, luego la de Tolkien. Después las obras de ellos,  empezaremos primero con Lewis, del cual vamos a sacar bastante, y luego Tolkien hasta este momento hablaré de su libro “El Silmarillion”.  Por supuesto de “ Las crónicas de Narnia” también que no las he leído completa (estamos en eso) pero les adelanto que son una genialidad, sin duda alguna. Bueno, eso es mas o menos no quise adelantarles mucho, aunque con el titulo aproximado del próximo post que les escribo a continuación, diré bastante, aquí se los escribo: conversión de Lewis “Cautivado por la alegría”