Oración de la noche

Vuelve a su silencio la tierra.

Pasa el brillo vivo,

reina la serenidad.

Y parece ser tu misma mano,

la que nos cubre,

y nos rodea al descender.

Todo se detiene,

todo llama a guardar el corazón,

para adorarte.

Y parece que asomara tu presencia,

y golpeara suavemente

nuestra puerta,

ocupando en el silencio

de la noche,

ese lugar

que solo tú, Señor,

puedes ocupar.

Vela tu mirada en la noche.

Firme como el cielo es tu fidelidad.

Y aunque estén quizás muy vacías,

Nuestras manos elevamos hacia Ti.

Porque sabemos,

Que no hay nada que no llene tu bondad.

Y eso nos basta.

Cuna que pronuncia tu nombre,

Descansa la Tierra, mecida en tu amor.

Y suben las mil armonías,

Del coro inmenso que te alaba al existir.

Y al contemplarte,

Entendemos el secreto del porqué

De nuestra vida.

Eduardo Meana

La canción cristiana

Siempre he querido dar mi humilde explicación de este tema, debido a las particulares cosas que se pueden apreciar y experimentar con él, que da para hablar de muchas cosas. Tiene una profundidad grande, pero espero escribir lo esencial, pues no llego a tanto.

En un sentido general podría decir, que las canciones cristianas se comportan como las canciones comunes. ¿Qué puede ser una canción? Una canción podría ser la manifestación, a través de la música, de un sentimiento (en la mayoría de los casos ) , así como un pensamiento o una idea, pero me inclino más hacia la expresión de un sentimiento.

Por eso, comúnmente encontramos las radios llenas de canciones de: amor o algún otro sentimiento (es lo que más suena), y alguna otra que refleja una idea o un mensaje que no este relacionado con éstos. Podría inferir que son estas últimas con que las personas más nos identificamos.

La canción cristiana no dista mucho de ambas, debido a que en general, tratan de expresar un sentimiento, como también puede ser una idea. Pero hay algo que las hace distinta, y radica en esto: Ud oye en la radio a un cantante diciendo: “mi princesa me muero sin ti”, y eso es lo más normal del mundo, se puede hasta creer, claro que hay que asumirlo como poesía, pues técnicamente nadie se muere porque no este otra persona. Ahora, cuando una canción cristiana dice: “Dios no puedo vivir sin ti”, allí la cosa se enreda un poco, porque no es creíble, o esa clase de sentimientos no pueden referirse a Dios por muchas razones, entre ellas: por que Dios no se ve, no existe, está muy lejos, no lo conocemos etc; por eso suena como algo loco referirse a Dios como si fuera una persona a la que se le lleva una serenata o se salga en una cita. Pero creo, que es perfectamente normal, incluso técnicamente más lógico, por ejemplo la frase “Dios no puedo vivir sin ti” (aunque es poética) encierra una verdad: Sin Dios, sí nos podemos morir….

Pero más allá de un análisis de la lengua, lo que quiero expresar es que las canciones a Dios surgen del sentimiento hacia Dios, del amor que brota del encuentro con Dios. Aquí es casi igual que lo que pasa con los enamorados comunes y corrientes. Estos cantan en su corazón porque se sienten amados, se sienten felices de encontrarse, de amarse, es una realidad palpable. Igualmente ocurre con Dios. Incluso hasta en el sentido de tristeza como: “no me dejes”, “te necesito”, “sin ti me siento solo”, o cosas por el estilo, es así por que es una relación de amor más o menos similar al de las parejas, claro que no igual porque Dios nos aventaja en esto del amor y porque su amor sobre pasa cualquier esquema que tengamos o cualquier sentimiento que hayamos sentido por alguien.

Creo también que hay dos sentidos en esto de las canciones cristianas. Hay un sentido que va del hombre hacia Dios, el hombre expresa su amor en su canto hacia Él. Y también Dios expresa su amor hacia el hombre, son como esos novios que se dedican canciones. Tenemos muchas canciones en donde Dios nos expresa “yo te he amado”, “te he cuidado”, “te salve, te rescaté”, “te amo”. Estas canciones tienen una fuerza tal, que pueden transformar la vida de quien las oiga.

Estimo oportuno que se tenga esto en cuenta sobre todo para las personas no cristianas, que a lo mejor no entiendan como va la cosa, o crean (como yo antes) que los cristianos están completamente locos.

Para terminar, también hay muchas formas de canto cristiano yo los clasifico así: de alabanza adoración, de amor, de reflexión, y de evangelización.

El sonido del silencio

 Para hoy una canción 

 El sonido del silencio
donde sé que escucharás
el susurro de mi canto
y el grito de mi llamar
el llamado de mi alma
pidiendo tu libertad
Yo quiero seguir riendo,
aunque el llanto aquí está,
aunque el barco se me hunda,
sé que yo podré nadar…
la corriente de este río
a tu amor me llevará.
 

Es mi amor que en ti espera
y que siempre esperará,
Es tu amor que me condena
a esta eterna libertad
y aunque pasen mil silencios

Pronto sé que me hablarás… 

Alex Campo

 http://www.esnips.com/nsdoc/08fc0694-a2f1-4caa-966d-4a32dd5620e9/04-El-Sonido-Del-Silencio