Una cita

Fue el día 11 de agosto de 1965. Munich, en Alemania. Lo recuerdo muy bien: Allá afuera las casas aplaudían al sol vigoroso del verano europeo; flores multicolores explotaban en los parques y se asomaban sonrientes a las ventanas. Son las dos de la tarde. El cartero me trae la primera carta de la patria. Llega cargada de nostalgia abandonada por el camino recorrido.

La abro ansiosamente. Escribieron todos los de casa; parece casi un periódico. Flota un misterio: «Estarás ya en Munich cuando leas estas líneas. Igual a todas las otras, esta carta es, sin embargo, diversa de las demás y te trae una hermosa noticia, una noticia que, contemplada desde el ángulo de la fe es en verdad motivo de alborozo. Dios exigió de nosotros, hace pocos días, un tributo de amor, de fe y de embargado agradecimiento.

Descendió al seno de nuestra familia, nos miró uno a uno, y escogió para sí al más perfecto, al más santo, al más duro, al mejor de todos, el más próximo a él, nuestro querido papá. Dios no lo llevó de entre nosotros, sino que lo dejó todavía más entre nosotros. Dios no llevó a papá sólo para sí, sino que lo dejó aún más para nosotros. No arrancó a papá de la alegría de nuestras fiestas sino que lo plantó más a fondo en la memoria de todos nosotros. No lo hurtó de nuestra presencia, sino que lo hizo más presente. No lo llevó, lo dejó. Papá no partió, sino que llegó. Papá no se fue sino que vino para ser aún más padre, para hacerse presente ahora y siempre…

L. Boff, Los sacramentos de la vida.

Happy Birthday Jack

Este post debió ser publicado el sábado 29 de noviembre de 2008, pero se cslewisme hizo imposible por que estaba culminando el semestre de la universidad. Ese sábado se cumplieron 110 años del nacimiento de Clive Staples Lewis, conocido entre sus amigos como “Jack” nunca antes lo he llamado así pero debido a que últimamente he leído más de su vida, le tomé confianza de amigos. Puedo decir que Jack además de ser uno de los grandes pensadores cristianos de la época contemporánea, es un excelente ejemplo de vida  y de humildad, a pesar de su travesía cargada de dolores, demostró valientemente como la fe y la esperanza son más grandes que el pesimismo y el absurdo. Este hombre que alguna vez dijo que sus libros dejarían de venderse cuando  muriera, resultó un pésimo visionario en este respecto pues luego de su muerte su obra se ha conocido aún más. Para esta fecha iba a realizar un escrito acerca del lenguaje utilizado por Jack en sus obras y relacionarlo (no sé de que manera) con el modo de conocer de los ángeles según Sto. Tomás. Pero, por lo leído recientemente cambié de parecer, así que para celebrar el cumpleaños, les coloco una canción que se llama C.S. Lewis Song, no sé si la letra es de algúno de sus textos o simplemente es una canción dedicada a él, no encontré esa información. La canta una joven cristiana llamada Brooke Fraser, fíjense al final del video la chica tiene un libro  sino me equivoco es el de Los Milagros,  a mi me parece muy buena, espero les guste

Intento de introducción a Chesterton

Meter a Gilbert Keith Chesterton en algunos post es realmente una injusticia, a lo mejor un blog entero chestertonsería un poco más justo y seguramente otro texto mejor que éste lo sea más. Lo digo porque es un personaje único, un personaje que  estoy conociendo y me ha regocijado bastante, para mí, unas de las mentes y personalidades más geniales de la época moderna, precisamente porque no fue moderno. Lo que quiero, es hacer un esbozo muy general de las cosas que leído acerca de su vida para darnos una idea de quien es. Pero, hay mucho más por descubrir y en post futuros veremos distintos tópicos acerca de su niñez y estudios, también de su vida diaria, proceso de conversión u otra cosa que vaya encontrando.

Dejemos que él mismo se presente y nos cuente un dato básico, su nacimiento:

“Con esa reverencia y esa credulidad ciega que me  son tan características, cuando de la tradición y de la mera autoridad de mis mayores  se trata, me he tragado sin rechistar y casi supersticiosamente- un cuento que no me fue posible comprobar a tiempo, a la luz de la experiencia del juicio propio. Me hallo, por tanto, firmemente convencido de que nací el 29 de mayo de 1874…”[1]

Chesterton  es Inglés, de una familia de clase media y socialmente anglicana.  Tuvo dos hermanos, una hermana mayor que muere a muy temprana edad cuando Chesterton tiene  3 años y  luego vendrá otro hermano menor llamado Cecil que le hará buena compañía por un buen tiempo. Creció entre la literatura y pinturas de su padre, éste al parecer era una artista frustrado y Chesterton estuvo muy influenciado por él.

Se dice que Chesterton fue de profesión periodista (aunque no logró culminar ningún estudio académico formalmente),  yo lo considero esencialmente escritor, además de  teólogo, poeta, apologista, filósofo, profeta y hasta santo.  Sus obras sorprenden a primera vista por la cantidad de cosas que escribió, según lo que he leído, tiene más de 100 libros y miles de  ensayos y artículos periodísticos; en realidad este hombre no descansaba en lo que se refiere al ejercicio de escribir, sobre este punto abordaremos después porque es muy curioso y a mí me impresiona particularmente.

Chesterton tiene una sorprendente forma de escribir, en donde utiliza la paradoja para resolver los problemas, al igual que las sentencias que nos dejan pensado un buen rato para al final, darle la  razón. De igual forma sus escritos tuvieron y tienen gran recibimiento por convertir las cosas complejas en cosas sencillas,   de manejar un amplio conocimiento de cualquier tema,  con la sorprendente habilidad de mezclar cosas de profundidad intelectual con las cosas cotidianas. Algo constante en su escritos y en su vida es el humor, toda su obra y cotidianidad esta llena de él, te hace reír a medida que te hace pensar, que más se puede pedir. Sus escritos más importantes son: El hombre que era  Jueves, la serie del padre Brown, Ortodoxia, El hombre eterno, y varias biografías recibidas con elogios por la crítica. Haciendo  una clasificación de sus libros, tenemos: De cuentos detectivescos, de ficción, apologéticos, filosóficos, políticos, ensayistas y biográficos, así como ya mencioné, miles de artículos y varios libros de poesía.

Traté de hacer una introducción, es difícil sintetizar a Chesterton porque hay muchas cosas que quisiera decir, por eso haré más post. Finalizo tratando decir en pocas palabras lo que para mí es Chesterton y se hagan una idea de este hombre, no total, pero sí más clara que el desorden que escribí arriba y tratando de corresponder con lo que yo creo fue su  vida. Chesterton fue un hombre alegre y  feliz, que vivió  en libertad y en amistad  con la vida y los hombres, con su humor, poesía y pensamiento buscó la verdad  y la encontró, además,  un genio.


[1] Autobiografía

Son by Four – Testimonio

Biografía de Son by four En el año 1996, surge como una iniciativa de los hermanos Carlos y Jorge Montes y su primo Pedro Quiles lo que después de la llegada de Ángel López se convertiría en el grupo Son by Four. En su segundo álbum, alcanzaron el éxito internacional cuando la canción “A Puro Dolor ” se coloca en el primer lugar de las listas de popularidad en el mundo hispano, mientras su versión en inglés recorre Europa, especialmente España, Holanda, Suiza, Alemania y llegando a través de las ondas radiales a lugares tan distantes como Tailandia, Singapur y Japón.

Pero con el éxito y fama del mundo, llegaron también los problemas. Todos nuestros sueños se hicieron realidad, pero en vez de felicidad, gozo y satisfacción, tantos premios y galardones habían traído consigo envidias, celos, avaricia y soberbia; terminando todo con una disputa en los tribunales por los derechos de la marca Son by four y la salida de Ángel López del grupo. La Gloria del mundo no pudo llenar el vacío de nuestras vidas. Mientras luchábamos en vano por recobrar lo perdido, nos dimos cuenta poco a poco que no luchábamos contra fuerzas humanas.

El Rey del Universo había puesto su mirada en tres muchachos del campo, inexpertos e indignos. Él tenía un plan mucho más importante para nosotros. Jesús hace su entrada triunfal en nuestras vidas, pero con Él trae también su muerte; muerte a la vanidad, al reconocimiento, a la vanagloria y a la fama que da el mundo, pero más importante aún, trae su resurrección a nuestras vidas. Aquella promesa, aquél Bautismo que una vez nos hizo parte del Pueblo de Dios, había reclamado lo que le pertenecía a Cristo desde antes de la Creación. Hoy, Son by four pertenece sólo a Cristo y a su Iglesia y desde su parroquia en Ciales, Puerto Rico somos enviados al mundo con un testimonio sencillo, sin armaduras, pero con aquella Piedra que sigue derribando gigantes: Jesucristo nuestro Señor. Recuerden que uno es el Bautismo, uno es el Cuerpo y uno sólo el Pan de Vida. Reciban la gracia y la paz que vienen de nuestro Padre, nuestro Señor Jesucristo y del Espíritu que nos santifica por siempre, Amén. Con Amor, Son by Four Jueves,16 de febrero de 2006.

Aquí esta el Cordero

Extraido de http://www.myspace.com/sonbyfourmusic

La amistad de Lewis y Tolkien

De la amistad de estos dos se puede decir algunas cosas, de repente te puedes encontrar que estaban peleados porque no compartían cierto punto de vista. Pero yo quiero contar acerca de lo creo mas probable según he leído, es decir, se encuentran escritos que hablen mas bien que mal, sin mas preambulo: El 11 de mayo de 1926 se conocen en Oxford, se reunían los jueves por la noche en la habitación de Lewis, ellos junto a otros amigos mas, en lo que llamaban “The Inklings” discutían sobre literatura y poesía de aquí nace la amistad entre ambos, se dice que es en este tiempo donde Lewis escribe varios de sus libros, las cartas de Escrutopo lo dedicó a Tolkien y este a su vez le dedicó una poesía Mytopheia, ambos empezaron a escribir sus obras mas populares El señor de los anillos y Las crónicas de Narnia, en este punto quiero dar mi opinión debido a que se ha creado ciertos comentarios que si Lewis copió a Tolkien, o que si Tolkien se molestó porque saco las crónicas primero que él, para empezar yo creo que nadie copió a nadie, debido a que los dos por su historia ya les gustaba las obras de mitológia, es decir, el género no lo creó ninguno del los 2, pero también se puede apreciar sus posiciones a través de sus obras, y querer compararlas con la finalidad de ver cual es la mejor, no me va mucho. Primero porque los 2 tenían distintos puntos de vistas y sus obras dirigidas a diferentes públicos, Las crónicas de Narnia son para un publico infantil, la obra de Tolkien no tenia una clase de publico definido, pero se ve que es mas para un publico adulto por su grado de complejidad.

Lewis en su obra tiene mucho simbolismo cristiano cosa que me parece genial, Tolkien en cambio no, auque metiéndole la lupa se puede apreciar ciertos simbolos, de esta características se dice que tenían posiciones encontradas pues Tolkien decía que no debía existir esa alegoría mientras que Lewis si le pareció, en mi opinión apoyo a Lewis. 😉

Otro punto que quería mencionar es que Tolkien fue pieza importante en la conversión de Lewis, pero dicen algunas fuentes que éste se molestó ya que Lewis se fue a la iglesia anglicana y  tolkien queria que fuera católico romano como él, sin embargo creo que eso no fue nada grave para la amistad de ellos ya que la esposa de Tolkien era anglicana también, hablando de la esposa de Tolkien parece ser que tenía unos pocos celos de C.S. Lewis, ya que éste parecía poder alegrar una parte de John que sólo podía ser alegrada por personas de su misma ‘especie’, y como C.S. Lewis era muy tímido con Edith, ella no lograba comprender qué veía John en él”.

Esa es más o menos la historia que quería contar, ya visto el contexto nos vamos con los textos. Espero les haya gustado

J.R.R.Tolkien (vida) II

El siguiente texto es extraído de http://www.sociedadtolkienchilena.cl/bbreve.html

Durante la Primera Guerra Mundial, Tolkien estuvo en el Somme y perdió a sus mejores amigos. Al terminar la contienda, se hizo cargo de una cátedra de filología inglesa en la Universidad de Leeds. Posteriormente, se dedicó a la investigación y la docencia en Oxford, donde pasó por todos los grados académicos y obtuvo su doctorado, honoris Causa, poco antes de jubilarse. Ya en 1917 comenzó a escribir lo que sería El Silmarillion, un gran mito sobre los orígenes del mundo y la lucha entre el Bien y el Mal, concebido con el modelo de los grandes poemas épicos nórdicos (Los Eddas) y finlandés (El Kalevala); por entonces, su intención era darle a Inglaterra un pasado mitológico e inmortalizar el paisaje inglés. En 1926 conoció a Clive Staples (C.S.) Lewis, también medievalista y escritor, con quien le uniría una amistad de toda la vida, reflejada en las obras de ambos

En febrero de 1950, J.R.R. Tolkien comunicaba a sus editores que por fin había dado término, después de trece años de trabajo, a El Señor de los Anillos. Junto con esta obra, les enviaba otro manuscrito, El Silmarillion; entre ambas, totalizaban más de un millón de palabras, que de ningún modo estaba dispuesto a reducir o condensar. En lugar de intentar persuadir a los editores, Tolkien parecía estar dispuesto a asustarlos, pues les decía: “Mi obra se me ha ido de las manos. He producido un monstruo; una novela inmensamente larga, compleja, amarga y terrorífica; bastante inadecuada para los niños, si es que resulta apta para alguien”.

El Hobbit, había llegado a publicarse gracias a la opinión que mereciera al hijo del editor, Rayner Unwin, un niño de diez años en 1936. Ahora Rayner Unwin, ya adulto, presidía la empresa, y seguía admirando a Tolkien. ¿Se atrevería a arriesgar su negocio publicando una obra cara, monumental e inclasificable, respecto de la cual nadie sabía cómo reaccionaría el público?

Por suerte para nosotros, se atrevió, y no tuvo que arrepentirse, porque el libro llegó a las quince ediciones sólo en Inglaterra. Traducido a dieciséis idiomas, desde el sueco y el japonés hasta el polaco y el hebreo, se calcula que hasta ahora lo han leído unos cinco millones de personas. En cuanto a la otra obra, más trascendental quizá (El Silmarillion) que había sido escrita antes que todas las demás, tuvo que seguir esperando, y sólo vio la luz como obra póstuma en 1977.

Al igual que Platón, John Ronald Reuel Tolkien (1892-1973) alcanzó la envidiable edad de 81 años, de los cuales la mayor parte transcurrió entre los apacibles muros de la Universidad de Oxford, donde enseñaba filología inglesa medieval, sin otras alternativas que las que suelen jalonar la vida de un académico. A partir de 1965, el panorama cambió radicalmente, cuando los estudiantes norteamericanos descubrieron la obra. Hubo una batalla legal a raíz de una edición pirata hecha en EE.UU. por Ace Books, que terminó con la victoria de Tolkien, apoyado por una verdadera liga de lectores, y la aparición de una nueva edición en rústica (Houghton Mifflin, 1965).

Fue el comienzo de su apoteosis; Tolkien ingresó en la cultura del campus de los años ’60, y su nombre se hizo mundialmente famoso. Como Bilbo Bolsón, recién entonces, retirado de la docencia, pudo disfrutar de un bienestar económico, que nunca había tenido. Se convirtió en un mito, y en el centro de una polémica que dividía a los críticos; su obra no admitía términos medios: había quienes la adoraban y quienes la execraban.

Un año antes de morir, en 1972, Oxford le confiere el Doctorado en Letras Honorario, con la aclaración de que premia sus trabajos filológicos y no sus novelas.

J.R.R.Tolkien (vida) I

J.R.R.Tolkien (vida)

De la vida de John Ronald Reuel Tolkien se puede conseguir escritos extensos en Internet, así que lo que haré será contarles de una manera no muy detallada lo que he leído, comenzaré con decirles que nació en el año 1892 en Sudáfrica (las fechas siempre son importantes), aunque su familia era inglesa, los Tolkien eran provenientes de Alemania, tiempo después regresan a Inglaterra debido a la muerte de su padre, su madre se queda a cargo de él y de su hermano. Mabel, su madre, sufre de diabetes, en aquella época no había los tratamiento necesarios y muere, pero antes de morir ella hizo una cosa importante aparte de mantener a sus pequeños hijos. Ella de igual forma que su familia, era Anglicana, pero luego se convirtió al catolicismo junto con su hermana, la tía que cuidaría de sus hijos al morir ella, esto produjo que su familia la rechazara y no la fuera ayudado, es por ello que pasan mucha necesidad. Al hacerse católica, la mamá de Tolkien conoce al padre Francis que ayuda a la tía de Tolkien en su cuidado cuando muere Mabel.

Al poco tiempo se los lleva con él a una casa en donde ya el adolescente Tolkien se enamora de Edith Bratt, ya que Tolkien era muy joven, el padre Francis le prohibió esta relación hasta que fuera mayor porque afectaba su rendimiento en los estudios. Una cosa importante que me faltó apuntar, es que ya en su niñez tenía un gusto especial por las lenguas, de hecho habría creado un lenguaje muy básico, también era muy bueno en latín.

El joven Tolkien en su segundo intento por entrar a la universidad de Oxford consigue una beca, en este tiempo comienza a crear el lenguaje que después se conocería como “Quenya”. Se casa con Edith, luego de que ésta, dejará a su prometido porqué pensó que Tolkien no la buscaría mas, pero si la busco y se casaron finalmente.

continua..

fuente: http://www.sociedadtolkienchilena.cl