Jigoku Shoujo (Hell Girl) II

Hajime es un periodista que vive con su hija Tsugumi, la relación entre los dos es un tanto graciosa, ésta se irá complicando a medida que avance la serie y tendrá su máxima expresión en el capítulo final. De estos personajes se puede sacar bastante, sólo voy con lo principal. A Hajime comienza a llamarle la atención los extraños casos de personas desaparecidas, y los rumores de un correo del infierno y una Jigoku Shoujo, es decir, la chica infernal. Es así como casualmente y poco a poco se encuentra con situaciones donde está involucrado lo del correo del infierno, y aquí es donde se pone interesante la serie, además de eso su hija Tsugumi, empieza a tener unas visiones que después descubrirán que están relacionadas con Ai, cuando ésta hace contacto con los futuros vengadores, de aquí se desprende que en una primera etapa Hajime empiece a localizar a las personas y lugares que visiona su hija, para evitar que tiren de la cuerda del muñeco de paja, logrando nada, pues al final las personas por más que Hajime les hable y trate de evitar la venganza tirarán de la cuerda.

Tenemos que en cuanto Hajime se involucre más en evitar estos acontecimientos, también su pequeña hija estará involucrada tanto por las visiones, como acompañante de su padre en ésta tarea. Tsugumi en un momento de la trama contradecirá a su papá, le dirá ¿Es qué acaso esas personas no merecen ir al infierno?, ¿No son malas?, ¿Por qué tratas de evitar las decisiones de las personas? Este razonamiento de la pequeña estará contextualizado en los casos que se presentan, a saber, la mayoría de los casos como dije en el primer post, sufren la situación de un mal, las personas que llaman a Ai es porque están sufriendo un mal causado por parte de otro. Hajime le dirá: no, eso no es lo correcto, esa no es la solución, hay otras, esas personas no ven las cosas claramente, tenemos que impedirlo. Y es así, porque en las personas que jalan de la cuerda predominará el sentimiento del rencor, odio, o ira, que los llevará, al final, a ellos mismo, al infierno. Tsugumi un día comprobará por ella misma, el mal que se hace con este poder, pues se dará el caso de una persona que no hizo mal pero fue llevado al infierno. Es ahí cuando se da cuenta de dos cosas, primero, de la injusticia, y segundo del error de su pensar (para mí) subjetivista. El papá le dirá a una Tsugumi llorando “te das cuenta porque debemos evitar estas cosas”.

Al final de la primera temporada se verán involucrados estos dos personajes (los cuales me gustaron mucho, aunque ellos no son los protagonistas sino Ai). En la situación de venganza que está referida con la muerte de la mamá de Tusugumi, con un final muy emocionante, en donde triunfa, lo que yo creo que sería el mensaje más importante de todas estas situaciones; el perdón.

A modos de notas finales, tenemos varias cosas que quisiera rescatar, una es que las personas que iban al infierno no se sentían merecedores de esa pena, porque ellos no habían hecho nada malo, que eso era una equivocación. Realmente no era así, por eso Ai les dirá “tu has causado mucho daño”, está parte se parece mucho al libro de Lewis “El gran divorcio” donde tampoco las personas se dan cuenta de sus errores, ni tampoco pueden salir de sus apegos, de su obsesión quizá. Así como en el libro, en este anime se presenta todos esos casos de amores obsesivos, de una individualidad encerrada en sí misma, que no los deja ver más allá, junto con todo lo que mencioné al principio.

El Por qué Ai hace todo esto lo develarán Hajime y Tsugumi en los capítulos finales de la primera temporada. En La segunda temporada continuará el correo del infierno, ya sin Hajime y su hija lamentablemente, y que se pondrá muy interesante a partir del capitulo 21, hasta el 26 que termina esa temporada. A lo mejor otro día les cuento que pasa aquí, de seguro les contaré más adelante cuando vea la tercera temporada que no la han sacado, porque dejan algunos cabos sueltos de toda la historia. Veremos como termina.

Anuncios

Una respuesta a “Jigoku Shoujo (Hell Girl) II

  1. Hola Yasser!!

    Suena interesante. Me pregunto si nosotros también no seremos a veces como esos personajes del “Gran Divorcio”. No me acuerdo bien como terminaba la historia pero recuerdo que el relator iba viendo diferentes personas que por aferrarse a diversas cosas, aquellos que no lograban soltarlas, se condenaban a si mismo a no poder entrar en aquello que creo era como el cielo. Era algo así no? Un cuento medio raro, a modo de sueño, pero que te hace pensar e ilustra muy bien el mensaje que quiere transmitir.

    Bueno, me desvíe del tema inicial que era el anime, pero veo que tiene cierta reclación.

    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s